Tiempo de letras

Lo que hierve en los meandros de un cerebro pequeño

Escrituras y lecturas

Las letras en la boca que se abre y se cierra, las palabras son su arte en la pantalla.

La lengua, los labios, instrumentos de los sonidos, los ojos, traducen en el cerebro lo escrito.

Ingrato, laborioso, placentero, sabroso.

Escritura y lectura, en cada una en cada tiempo un abismo en el contento,

si no se disfruta mejor no hacerlo. Sin cura si es trabajo, lo siento. O sí se cura haciendo de ello pasión con locura.

Depende en cada uno de cada una, escritura y lectura son pasión con locura que practico, aunque sea poquito, un infinito se me va en ratito.

Todo mar desde un lado de los ojos hasta el lado contrario, mirar azul de luz y sal sin fondo entero plano nunca estático, mi mar Cantábrico.

Mío y tuyo es el mar de todos, un entero mundo que miro segundo a segundo sin dejar de disfrutar. Nuestro mar. El horizonte es redondo.


Redondo mar


La mar y una acera y un puerto salpicado con la sal, luces a la vera, a la derecha nace el Lucero.

Horizonte horizontal

Gracias

Anartist en WriteFreely, gracias por un lugar para las palabras.

Es el nuevo «Dónde» a donde traeré mis entradas de la nube, un nuevo nombre para las palabras que en otras nubes puse, a ver si consigo tenerlo todo recogidito. «Lo ya escrito» es el blog elegido. En él algunas entradas se reescribirán porque no lo podré evitar, es la pasión del escribir, otras quedarán igual porque así será mi decidir. Forma parte de mi libertad el elegir.

Este «Tiempo de letras» espera a las nuevas y quizás algún blog más si se tercia, pero creo que con dos es bastante, hasta ahora y para más tarde, me dará para escribir eternidades.

O eso quiero para divertirme gota a gota, para disfrutar a rabiar escribiendo cada letra de cada verso, cada letra de cada párrafo en prosa que se le ocurra a alguna neurona, siempre neuronas mías, por supuesto.

Ya estoy aquí, como en nueva casa hoy comienzo a amueblar el porche, la entrada, no el coche, aquí conoceréis las maravillas de mi patria más grande que cien millones de galaxias, Babia.

Un lugar en donde escribir conque. Gracias.