Teengo rota la e

Tengo rota la e de mi teclado baila a vecs cuando escribo. Ella decide qué hace y yo la sigo. Decidee duplicarse, hace temblar mi voz y eel corrector nos señala con su moral académica.

Bendita e que me recuerdas que este teclado aún no es viejo ¡NI YO! Que este párkinson lo diseñó un peerro que dcidió ganar más dinero vendiendo teeclados nuevos.



Pau Kokura