¿Femme fatale de la supervivencia?

Ella-laraña en Shadow of War

Ella-Laraña (Shelob), en Shadow of War, parece un estereotipo sobre la que no se muestran sus orígenes milenarios y sus propósitos secretos de supervivencia con su facha de femme fatale... Resulta sifnificativo que en la historia original de Tolkien se trate de una monstruo (una araña gigante) de inmensa sabiduría e impredecible conducta, que emergiera con el mundo mismo, como una criatura del caos, como una Tiamat babilónica incontrolable.

En el videojuego quiere usurpar la posición (?) de Sauron (el gran controlador), lo cual es un tanto extraño para una criatura que guardó durante milenios un bajo perfil en el Bosque Negro. La cuestión es que es un personaje marginal que tiene el papel semiótico de ser una función: ofrece información secreta al tiempo en que se desvela otra tanta sobre ella misma. Está entre los propósitos de los protagonistas y su adversario. Es una clara lucha por el dominio. Mientras Sauron pretende dominar el mundo conocido, el espectro de Celebrimbor y Talion pretenden hacerlo respecto de su propio destino.

Ella-Laraña, en su frase «no sirvo a nadie excepto a mí» es una especie de cogito en el que la preposición parece una otra de sí. Al servicio de sí misma como otra en quien resuena su interés extrapolado, abstraído, un «mí» informe e infinito... Una metafísica de sí.

Ella-larania2